1

Un grupo de voluntarias de la organización internacional Cuerpo de Paz, especializadas en comercio exterior, llegó hace dos años al caserío Pedregal Chico, ubicado en el distrito de Catacaos, provincia de Piura.

Allí se contactaron con las presidentas de las diversas asociaciones de artesanas de la zona a fin de prepararlas para que puedan vender sus productos al extranjero.

Las voluntarias les elaboraron sus tarjetas de presentación, les ayudaron a crear sus páginas web y les enseñaron a usar las redes sociales, con la finalidad de que ofrezcan sus productos a clientes del extranjero.

Una de las agrupaciones capacitadas es la Asociación de Artesanas Ñari Walac, cuya especialidad es hacer prendas de vestir en paja toquilla. Su actual presidenta, Iris Chero Mendoza, supo entonces para qué sirven Skype, Whatsapp, Facebook y Twitter.

3Además, por primera vez pudo ver la foto de las integrantes de la asociación y el catálogo de sus productos en el ciberespacio. Con estas nuevas herramientas a su disposición, poco a poco la asociación empezó a conocer el nuevo mundo que le abría la tecnología.

Después de haber recibido la ayuda del Cuerpo de Paz, otra entidad que las apoyó fue el grupo Romero.

Iris Chero comentó que esta corporación contrató a una diseñadora para que elaborara nuevos productos para ofrecerlos en las ferias de Lima, como el Perú Moda o el Peruvian Shop, donde empezaron a contactar a los clientes del extranjero.

Para no perder comunicación con ninguno de ellos, se compró un teléfono inteligente, con el cual pudo usar el popular mensajero Whatsapp.

Cada vez que algún cliente del extranjero quiere ver el detalle de algún nuevo producto, Iris Chero le toma una fotografía e inmediatamente la envía por el medio virtual para que pueda tomar una decisión sobre lo que desea adquirir.

“El diálogo en WhatsApp es más fluido y rápido porque la fotografía se ve al instante, en cambio con el correo electrónico primero hay que descargar la foto para poderla ver”, explica, con cierto orgullo, Iris Chero.

Actualmente la Asociación de Artesanas Ñari Walac tiene clientes en Texas y New York (Estados Unidos), así como en Francia, entre otros países de Europa.

Artesanas Ñari WalacLAS PRENDAS
La asociación se ha especializado en elaborar productos en paja toquilla.

La artesana María Cristina Mendoza comenta que confeccionan sombreros de vestir para caballeros y chalanes, así como sombreros para dama, collares y aretes con aplicaciones de plata, paneras en diferentes formas, floreros, centros de mesa con frutas elaboradas en paja toquilla, sandalias, faldas, ‘tops’, entre otros productos.

“Las faldas y los ‘tops’ elaborados en paja toquilla recién los hemos diseñado en el mes de junio de este año. Para confeccionar una falda nos demoramos 4 días y 6 días más para elaborar el ‘top’”, explica María Cristina Mendoza, quien con orgullo muestra el traje que se ha colocado una de sus modelos.

Esta asociación ha sabido emplear las tecnologías de la información y comunicación para aplicar las nuevas tendencias internacionales de diseño y así poder ofrecer un mejor producto.

Esto les valió ganar el concurso Conectarse para Crecer, organizado por Telefónica. Ellas obtuvieron el primer puesto de la categoría Desarrollo Económico Productivo con un premio de S/.15.000.

El modelo de negocio que tienen ha sido el mejor de todas las categorías, motivo por el cual también se hicieron acreedoras al primer puesto del Gran Premio, dotado con S/.15.000. El premio no se lo entregan en efectivo, sino en materiales o maquinaria.

AUTOR: JAVIER COBEÑAS VEGA

La inversión de US$3.495 millones en la modernización de la refinería de Talara, ubicada en la región de Piura en Perú, permitirá a Petro-Perú dejar de importar 10’950.000 barriles de petróleo al año (30.000 barriles diarios), que equivale a US$1.450 millones anuales.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, explicó que con la refinería se procesará el petróleo pesado (actualmente no lo puede hacer) que se obtendrá de los nuevos yacimientos de la Amazonía, como el lote 67 de la compañía Perenco, ubicado en la región Loreto.

La producción de la empresa Perenco será de 60.000 barriles diarios de petróleo pesado. La nueva refinería incrementará su capacidad de refinación de 65.000 a 95.000 barriles diarios.

El plan de modernización de la refinería contempla la construcción de nueve plantas principales y seis auxiliares, que permitirá producir combustibles con 50 partes por millón de azufre.
Actualmente en nuestro país se comercializa combustibles con 2.000 partes por millón de azufre, igual al nivel de África.

Con la inversión que se realizará, se mejorará considerablemente la calidad de los combustibles, aunque no llegaremos al nivel de Estados Unidos y Canadá, donde comercializan combustibles con 10 y 15 partes por millón de azufre, respectivamente.

Obtuvimos parte del estudio que elaboró la consultora Macroconsult, en el que se detalla que cuando la refinería funcione al 100%, el país ahorrará US$106 millones anuales en gastos de salud, debido a la reducción de enfermedades respiratorias por la reducción de azufre en los combustibles.

Autor: Javier Cobeñas Vega